Semillas pequeñas pero poderosas

Las semillas cumplen un rol importante en nuestra alimentación. Tienen propiedades energéticas, y son antioxidantes. Además contienen: proteínas, calcio, minerales, fibra, aceites y vitaminas.

Semilla de girasol: Al contener ácidos grasos mono y poliinsaturados ayudan a reducir el colesterol malo y elevar el colesterol bueno.Contienen una gran cantidad de fibra dietética, por lo que están recomendadas a la hora de mejorar la motilidad intestinal, siendo útiles contra el estreñimiento.

Semilla de hemp: Las semillas de hemp son altas en ácidos grasos esenciales omega-3, los cuales aumentan la saciedad en quienes  tienen sobrepeso o están tratando de reducir las calorías. Son una excelente fuente de fibra soluble e insoluble.

Semilla de calabaza: Contienen una gran variedad de compuestos vegetales benéficos (fitoesteroles) y antioxidantes captadores de radicales libres,esto proporciona un impulso adicional a la salud. Previenen el alzheimer.

Semilla de linaza: Puede bajar la presión sanguínea. Alto contenido en fibra. Mejora la calidad de la piel.

Semilla de chía: Tiene calcio y fósforo que ayudan al fortalecimiento de los huesos. Muy ricos en fibra que ayudan al proceso de digestión. También es alto en proteína y ayuda a regular los niveles de insulina.

Semilla de ajonjolí: Contiene zinc que ayuda a prevenir la osteoporosis. Reducen el estrés y la hipertensión. Son una excelente fuente de calcio y fósforo que ayudan a reforzar el crecimiento de los huesos.

Existen distintas maneras de incorporar las semillas a nuestra alimentación diaria. Podemos consumirlo en panes, podemos agregarlos a nuestras ensaladas, añadirlas a nuestras bebidas como: yogurt o jugos e incluso podemos tostarlas y agregarlas en nuestros guisos.

Comments

comments