¡La alternativa para los amantes del dulce ha llegado!

En la actualidad, siempre permanecemos en la búsqueda de opciones saludables que puedan cuidar nuestro organismo y figura, por lo que en innumerables veces se nos ha pasado por la mente empezar a consumir los edulcorantes, como la stevia, el aspartamo o la sacarina. Pero la verdad, es que siempre tenemos al alcance la deliciosa y dulce tentación a la que pocas veces podemos resistirnos, por ello en este  post te traemos la estupenda y maravillosa alternativa que te ayudará a dejar de preocuparte de la cantidad de azúcar que consumes al día y pares la búsqueda incesante por el edulcorante perfecto.

El azúcar de abedul o también conocida como xilitol, es la saludable alternativa del azúcar tradicional, con las características de ser 100% natural y que por el contrario de los edulcorantes que dejan un sabor amargo y extraño en la boca, está tiene un sabor muy refrescante, como cuando masticas un chicle de menta y notas el subidón inicial de frescor que alegra el paladar. Aunque al mezclarlo con infusiones, zumos o café esta propiedad desaparece y se torna al sabor clásico como si se tratase de azúcar blanca procedente de caña o de remolacha. Cabe resaltar que su poder endulzante es tal que también se emplea en cocina y repostería.

Su apariencia es totalmente igual a la del azúcar de mesa, en versión blanca o morena. Tanto, que si ponemos un poco de ambos productos en un recipiente no sabríamos distinguirlos visualmente. Su proceso de elaboración de este producto es sumamente sencillo, se machaca la corteza del árbol que lleva su nombre (Abedul) y pasa por una serie de tratamientos para obtener el xilitol, que es lo que conocemos propiamente como azúcar de abedul.

A diferencia de otras sacarosas, este producto tiene efectos sumamente beneficiosos para el cuerpo como los que veremos a continuación. Pero al igual que sus semejantes si abusamos de él veremos su efecto laxante, ya que todo en exceso es malo.

¿Sabías que el cuerpo humano genera su propio xilitol cuando el hígado metaboliza los hidratos (harinas)?, por tanto es una sustancia que sabe tratar. Es dulce como el azúcar normal pero tiene aproximadamente un 50% menos de calorías y su índice glucémico es muy bajo, por lo que es apto para diabéticos (no requiere insulina en tu metabolismo) y no está contraindicado en dietas de hipocalóricas.

Este azúcar no fermenta en la boca, así que no provoca caries y neutraliza los ácidos de la placa, además de aumentar las bacterias buenas para el sistema digestivo. Cuando las bacterias bucales reciben azúcar se multiplican y forman la conocida placa bacteriana que ataca a los dientes, efecto que no produce el xilitol y al que además se le atribuye como efecto beneficioso la mineralización del esmalte de estos.

El Director General de Abedulce (empresa oficial que comercializa el azúcar de Abedul en España), Saba Gunes, asegura que mucha gente lo utiliza incluso para enjuagarse la boca después de cepillarse, ya que reduce la placa dental, protege las encías, combate la gingivitis.

¿Qué ocurre con los chicles? Es cierto que algunos tienen una pequeña parte de xilitol, pero por lo general es mínima y suelen seguir predominando los azúcares u otro tipo de edulcorantes.

Así que ya saben ¡Golosos y golosas del mundo: he aquí un milagro de la naturalezaa! Su amor por el dulce no tiene por que terminar, con esta alternativa podrás disfrutarlo y sin remordimiento por estar consumiendo productos que harán daño a tu organismo.

 

 

Comments

comments