Estira en casa y mantente en movimiento

Pasar mucho tiempo en una sola posición hace que nuestros músculos se agarrotan y empiezen a doler. Hacer ejercicios es la mejor manera de evitar estas molestias, sin embargo no siempre nos alcanza el tiempo. En esas ocasiones, una solución es hacer estiramientos ligeros en casa.

Al elongar y contraer los músculos con movimientos controlados ayudas a su fortalecimiento y relajación. Además aumenta tu flexibilidad y control sobre ellos. Ahora, cuando llegues a casa, busca un espacio cómodo y amplio para poner en práctica estos ejercicios.

1 Rotación de cuello

Ubícate de pie y erguida mirando hacia adelante. Coloca las manos en la cintura, gira el cuello lentamente hacia la derecha hasta el tope y aguanta dos segundos para luego repetir hacia la izquierda. Repite el movimiento 10 veces intercalando los lados.

2 Estiramiento de rodilla

Échate boca arriba en el suelo con la espalda totalmente recta. Lleva la rodilla con ambas manos hacia tu pecho, sin mover la espalda en cada estiramiento, y permanece en la posición por 10 segundos. Repite el ejercicio tres veces por casa pierna.

3 Rotación de cadera

Permanece boca arriba. Vuelve a llevar una rodilla hacia el pecho y rota el cuerpo intentando hacer que esta toque el suelo. El tronco debe estar lo más recto posible, pero no ejerzas demasiada presión. Haz 2 series de 15 segundos por cada pierna.

4 Extensión de psoas

El psoas es un músculo que se encuentra en la parte baja del tronco y se comunica la parte superior e inferior del cuerpo. Aquí vamos a trabajar la zona abdominal, por ello debes ponerte de pie.

Fija tu mirada de frente y pon la espalda recta, flexiona la pierna derecha y usa la izquierda a modo de soporte. Tus brazos deben quedar cada lado. Mantén la posición por 10 segundos y repite con la otra pierna.  

Comments

comments