¿El jabón íntimo es bueno o malo?


Nuestra zona genital femenina tiene características especiales que la hacen merecedora de un tratamiento específico para la higiene íntima, es por ello que, no todos los productos para su higiene son los ideales. Algunos jabones líquidos aportan frescura y buen olor en esa zona, sin embargo, los químicos podrían afectarnos.

Según el estudio de The National Institute of Health, algunos jabones pueden alterar el pH y la mucosa vaginal. Esa podría ser la razón por la cual nuestra lubricación disminuya.

Sin embargo, la mayoría de ellos contienen ácido láctico (químico que favorece el crecimiento de las células que fortalecen las defensas), se les conoce como lactobacilos y disminuye la probabilidad de contraer infecciones vaginales.

Lo más importante es que, antes de usar uno, se debemos hacer una consulta al ginecólogo para que determine si es recomendable.  

Algunas recomendaciones rápidas:

  •     La higiene es la parte más importante para prevenir las infecciones vulvares o vaginales.
  •     Toda sustancia que utilicemos para lavar los genitales debe ser un producto que propicie el mantener el medio ácido y que se enjuague con facilidad.
  •     No hay que manipular internamente los genitales ni recurrir a los lavados vaginales.
  •     Para prevenir infecciones en nuestra zona íntima, debemos evitar usar ropa interior apretada, sintética o ajustada.

Comments

comments