Correr por la playa, una sensación de libertad

Correr es una actividad divertida y placentera que mejora nuestro rendimiento físico, y si es en la playa, mucho mejor. Muchas personas ya se han animado  a hacer running en contacto con la naturaleza y lo hacen solas, en pareja o con sus amigos.

Para correr no necesitas ser una experta, solo ropa adecuada y todas las ganas de dar lo mejor de ti. Y si tienes ganas de hacer algo distinto para despejar la mente y mejorar tu salud, te damos algunos buenos motivos para dar el primer paso en la arena.

  1. Es un ejercicio antiestrés

De por sí, el mar tiene un poder relajante y solo escuchar las olas ya transmite tranquilidad. Además, la playa es un espacio abierto y muy fresco para realizar cualquier actividad física.

  1. Quemar calorías

El yodo presente en la playa es un componente que ayuda a la estimulación de la glándula tiroides y aumenta la quema de calorías.

  1. Mejora la respiración

La humedad, la baja presión y la temperatura que hay en la playa facilitan la recepción de oxígeno por parte del cuerpo. A mejor facilidad para respirar, mejor será el desempeño en cada entrenamiento.

  1. Aumenta la fuerza de nuestras piernas

Correr en un terreno inestable y poco plano como la arena, obliga a los músculos de nuestras piernas a trabajar un poco más para mantener la estabilidad. Es un lugar perfecto para trabajar la tonificación y fortalecimiento de la parte baja del cuerpo.

Comments

comments