¿Alergia o intolerancia a la lactosa?

En la actualidad, las dudas y controversias por la leche de vaca se han incrementado sin freno alguno. Pero ¿cómo elegir correctamente? ¿Leche vegetal o animal? ¿Convencional o sin lactosa? Asímismo, es muy fácil confundirse entre tener alergia a la leche con la intolerancia,  cuando se presentan síntomas después de su consumo.

¿Sabemos exactamente lo que representa la intolerancia a la lactosa? La realidad es que hasta el día de hoy seguimos confundiendo dos conceptos muy diferentes como son la alergia a la leche y la intolerancia a la lactosa.

 

¿Qué significa tener alergia a la leche?

Lo que comúnmente llamamos tener alergia a la leche, en realidad se trata de padecer una alergia a las proteínas propias que contiene este alimento y que, por supuesto, nada tiene que ver con sufrir intolerancia a la lactosa.

La leche está compuesta básicamente de proteínas (caseína, alfalactoalbúmina y betalactoglobulina), grasas y azúcares. Cuando padecemos alergia a la leche de vaca o a sus derivados, se desencadena una reacción anómala por parte de nuestro sistema inmunológico de manera que nuestras propias defensas identifican como elemento extraño a las proteínas que contiene la leche.

Los hijos de aquellas personas que padecen una alergia a determinado alimento, poseen un mayor riesgo genético de heredar la patología alérgica. Del mismo modo, una introducción demasiado precoz de determinados alimentos en la primera etapa del nacimiento, o una administración intermitente de leche materna y artificial, podría alterar la flora intestinal que puede verse implicada en el desarrollo de este tipo de patologías.

 

¿Qué significa tener intolerancia a la leche?

En este caso no interviene nuestro sistema inmunológico, ya que se trata de una afección en la mucosa intestinal. De este modo, las personas que padecen de intolerancia a la lactosa, que es el azúcar natural de la leche, no poseen suficiente cantidad de lactasa, enzima necesaria para poder digerirla. Aquí el trastorno únicamente tiene que ver con el proceso de digestión que es donde no se produce una correcta absorción de la lactosa.

Comments

comments