¿Necesitas motivación para empezar tu año deportivo?

Aquí te contamos cuatro maneras sencillas de poder hacerlo

Por: Domenica Vallejo – Atleta adidas

Foto: andina.com.pe

Cambia tu rutina

Si tu rutina era salir a correr, caminar o montar bicicleta al mismo parque todos los días, CAMBIA.Busca otro parque, transita otras calles, un nuevo condominio donde correr o quizás puedas explorar un poco la playa o algún cerro si lo tienes cerca. El secreto está en no entrenar e ir siempre al mismo lugar porque lo tenemos cerca. Este año hay que salirnos de nuestra zona de confort, ser más aventureros, sacrificar algunas horas de sueño para poder conocer y hacer lo que más nos gusta. 

 Organiza y Escribe

No solemos tener el hábito de escribir exactamente lo que queremos hacer durante nuestras semanas de entrenamiento, solemos pensar y decidir ese mismo día. Pero está comprobado que si uno se organiza con anticipación su semana de entrenamiento se vuelve más fácil cumplirla. Por ejemplo podemos hacernos estas preguntas y partir de eso planificar nuestra semana :¿Que haremos cada día? ¿A dónde iremos a hacerlo?  ¿Cuánto tiempo entrenaremos? y  ¿Cuál será nuestro objetivo de cada entrenamiento? Se nos vuelve más fácil realizarlo y organizarnos. Escribir lo que haremos nos ayuda a organizarnos y tener claro para sirve cada entrenamiento que estamos haciendo. Además, es una herramienta que nos ayuda en nuestro día a día.

Arma tu calendario anual 

Foto: andina.com.pe

Para que tus metas sean efectivas, tienen que ser retadoras, realistas y específicas. Armar un calendario del año con todas las carreras que queremos hacer y con 3 niveles de importancia ( A,B,C) . Las A por ejemplo son dos carreras al año, en estas buscamos mejorar marcas o atreverse a correr alguna distancia por primera vez. Las del grupo B, son carreras más cortas que nos ayudan a ver como vamos en nuestro rendimiento, son 3 o 4 al año. Y las del grupo C, serian carreras que haríamos como entrenamiento, y pueden ser una al mes. Las carreras nos ayudan a mantenernos motivados durante todo el año. Además, saber que te estas preparando para varias carreras hace que las ganas de entrenar nunca se pierdan.

En grupo todo es más fácil

Mañana salgo 5am a correr… todo el mundo conoce esa famosa frase, la mayoría de veces termina pasando que nunca salimos a hacer nada. Esto suele pasar debido a que no tenemos ninguna presión, nadie que nos espera o ningún grupo al cual pagamos para entrenar. Es más fácil entrenar temprano cuando quedas con alguien o con un grupo de personas, o mejor aún si pagas para un servicio de running o clase funcional. Esas pequeñas presiones hacen la diferencia entre levantarse temprano a entrenar o quedarse durmiendo hasta más tarde.Además, entrenar en las mañanas nos da más energía y ayuda a ser más productivos durante el día. Pruébalo!

¡Sigue a Doménica en su página de Facebook!

Comments

comments